Dolor en verano

Y creer que el amor te lleva a cometer locuras,que al instante te parecen las más indicadas. A la larga nos damos cuenta como es tan parecido a ser un adicto, que inicia pensando que es su única dosis para calmar el dolor y culmina ansiando más independiente del daño que le produce. Esa sería mi comparación del amor, Dios nos dice que el amor no es orgulloso, jactancioso o egoísta, no se enoja fácilmente y no guarda rencor. El problema de amar como nos dicta Dios y el corazón es que si se hace de esa forma lo único que puedes esperar al final es recoger los trozos de un maltrecho corazón que hizo todo por ser el mejor.                                   Alma Díaz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s